Tú en mi viaje

Locos por conocer mundo, encantados de compartirlo

Día 3 Sur de Bali: Balangan, Pantai Pandawa, Impossibles-Bingin-Dreamland, Padang Padang y Nusa Dua.

1 comentario

Empezamos el día dirección Balangan Beach, una playa que teníamos muchas ganas de ver, habíamos leído muchos comentarios positivos y nuestra anfitriona del B&B  nos había asegurado que era la mejor playa de Kuta, por lo que estábamos seguros de que valdría la pena…¡y vaya que la valía! A pesar de las cada vez más numerosas críticas sobre la masificación en Bali, ya habíamos podido disfrutar de varias de ellas poco pobladas, y ésta…¡iba a ser otra más!

Balangan nos recibía con una amplia playa de arena blanca, pero su encanto residía en caminar hacia la derecha mirando al mar, donde daba lugar a un estrecho paseo entre el agua y grandes paredes de roca y maleza. Sin hoteles, bares ni apenas gente, esa zona de Balangan es uno de esos recónditos y prácticamente vírgenes lugares que aún sobreviven en Bali.

IMG_1543

Vale la pena adentrarse y maravillarse de sus lugares vírgenes

IMG_1555

PANO_20160729_131545

Balangan desde las alturas

 

Entusiasmados, pusimos rumbo a Pantai Pandawa. Así como nos acercábamos, íbamos dándonos cuenta de que no era el tipo de lugar que queríamos ver… Pantai Pandawa es una playa turísticamente explotada, con carreteras de hasta tres carriles en ambas direcciones, parking repleto de buses turísticos, abarrotado de negocios, de gente, montañas destruidas por la construcción de hoteles… y nos recibía con unas letras gigantescas de su nombre “rollo Hollywood” que asustaban al miedo… Una gran decepción y una muestra de que si el gobierno indonesio no pone límites al crecimiento y explotación turística, éste, acabará con el encanto del paraíso natural que es Bali. ¡Salimos de allí “por patas”!

IMG_20160729_153027

Camino del próximo destino, nos paramos en un precioso puente que atravesaba un torrente para grabar un pequeño vídeo con nuestro drone. Mientras hacíamos el film, una mujer se nos acercó llamando nuestra atención para que nos acercáramos a su pequeño negocio, pensábamos que sería otra de la infinidad de tiendas de souvenirs que habíamos visto hasta ahora, pero como había un único local en la zona decidimos echarle un vistazo. Resultó ser un pequeño y humilde negocio familiar de máscaras artesanales. Fue precioso poder disfrutar de la habilidad de estas personas tallando la madera, y como no, a pesar de que nos quedaba un largo viaje por delante, decidimos que ese momento teníamos que recordarlo para siempre, y qué mejor manera que comprándoles dos figuras de madera que según pudimos entender eran el Romeo y Julieta de allí, que debíamos comprar los dos porque no podían separarse… Bueno, aún no sabemos si la historia era así o simplemente era el afán de vendernos más cantidad pero nos lo quisimos creer y las tenemos colgadas en casa como un precioso recuerdo…jeje.

La siguiente parada fue la playa de Bingin, desde la cual podíamos visualizar “Impossibles”, que realmente no es otra playa, como mucha gente cree, sino una ola de izquierdas que rompe frente a sus acantilados. Bingin es una bonita y tranquila playa, un poco escondida y con un acceso algo complicado, ideal para relajarte, o como en nuestro caso, disfrutar de una tranquila comida frente al mar. Desde la playa también se puede divisar Dreamland, otra bonita playa de la misma cara de la isla pero que no visitamos porque desde la lejanía se veían hamacas y sombrillas en gran número y no creímos que fuera a mejorar la playa en la que estábamos… Y nos venía bien descansar un poco para lo que se avecinaba… ¡Nuestro curso de surf!

Era el momento más esperado del día, ¡nuestro curso de iniciación al surf! La clase constaba de 30 minutos teórico-prácticos en la arena y una hora ( que fueron dos) de surfear en el mar (750000IDR=53€/2 personas). Los instructores majísimos y las condiciones de las olas inmejorables para unos patanes como nosotros… ¡Pero dimos el callo! Bueno mi marido casi se carga a un niño de 10 años por coger la ola al revés pero el resto rodado… jajaja. Fue una experiencia brutal que recomendaríamos a todo el mundo, ¡no podéis dejarla pasar!

Y para finalizar el día, que mejor manera que disfrutar de la puesta de sol en unas hamacas, con un delicioso batido de frutas recién exprimidas en Nusa Dua. Una pequeña y acogedora playa, tampoco muy masificada (o al menos a última hora) pero con todas las comodidades, y tropicales bares de madera a lo largo de la playa. Un precioso paisaje para poner punto y final a un largo y provechoso día…

PANO_20160728_173442

Tras este magnífico día, tocaba volver a descansar. Mañana tocaba despedirnos “momentáneamente” de Bali y poner rumbo al Parque Nacional de Komodo. 

Nos llevábamos muy buenos recuerdos del sur de Bali; de su rollo mochilero, de sus preciosas playas, de la facilidad de movernos en scooter por todos lados, de sus maravillosas puestas de sol, su ambiente juvenil, su encantadora cultura balinesa… En ciertos aspectos nos recordaba a nuestra querida y cercana Formentera.  Y seguíamos…  ¡la aventura no había hecho más que comenzar!

Aquí os dejamos el mapa de nuestra ruta del día:

¡Nos vemos en nuestro próximo post!

Un pensamiento en “Día 3 Sur de Bali: Balangan, Pantai Pandawa, Impossibles-Bingin-Dreamland, Padang Padang y Nusa Dua.

  1. Hola a todos, está genial el artículo. Me ha gustado mucho. Hace poco vi unos videos de Bali Indonesia que son increíbles. Alquien me puede contar que tal es? Hasta pronto!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s